EL INCENDIARIO Y CUESTIONABLE INFORME DEL PRIMER AÑO DEL PRESIDENTE CORREA!

17 Aug 2010

Por el compromiso con la causa que persigo y para seguir dando fuerza a mis argumentos he debido escuchar el informe del Presidente de la República realizado a la Asamblea Nacional de acuerdo al artículo 147, numeral 7 de la Constitución del Ecuador; mismo que tiene como fin el dar a conocer a todos los ecuatorianos representados en la función legislativa sobre la ejecución del Plan Nacional de desarrollo dentro del último año de gobierno y los objetivos a seguir, además de significar una oportunidad interesante para el ejercicio de la facultad fiscalizadora de los Asambleístas respecto del actuar del gobernante; pero que lamentablemente por la mayoría aplastante y encubridora que existe no se ha dado ni se dará.

Como es costumbre del actual Presidente el maquillar cifras y realidades en esta ocasión no podía darse una excepción, y es que, cuando las ideas son tan frágiles, el discurso es el irrespeto y la política mantenida es únicamente un tapiz, se necesita de un aporte exagerado de publicidad radial, televisiva, un periódico del Régimen, informes de más de cuatro horas, e inclusive, la obligatoria cadena nacional de cada noche; lo que demuestra la debilidad de la propuesta del Presidente, lo que indica que no es un sistema que puede sostenerse por sí solo, por el apoyo pleno de los Ecuatorianos, sino que amerita de una “dosis” incalculable, o mejor aún, descontrolada de recurso estatal.

El informe de Correa no fue otra cosa más que un disfrazado informe tan similar al de los días sábados, que esta vez duró cuatro horas y no las habituales dos. Se limitó a un recuento de todas las actividades que ha realizado, pero no dentro del último año de su gestión como manda la Constitución del País, sino, en el transcurso del tiempo que ha sido gobernante desde los últimos tres años en Carondelet, sin duda una violación precisa a la Carta Magna y un desafío más para el “marketing de ésta revolución”, del predicar ilusiones y engañar fácilmente esta vez presentando un contundente resumen de sus actividades presidenciales e inventando un “ECUADOR EN EL MUNDO DE LAS MARAVILLAS”, porque ni siquiera Alicia, del famoso cuento, tuvo tanta abundancia, perfección y progreso como se nos mostró en la intervención del Presidente dentro de la Asamblea el pasado Martes 10 de Agosto, en la que “todo marcha bien” impresionantemente.

Aplaudo la continuación de proyectos viales y el haber entregado al país carreteras que unan distintas poblaciones que son divididas de manera periódica por el discurso confrontador del mandatario y sus funcionarios, pero critico muy conscientemente las otras falacias que llevan consigo intereses mayores pero no visibles a la luz natural del país, menos aun cuando en todo su discurso habló de que “ha ganado las elecciones y él gobierna” que nadie más le diga cómo debe hacer su administración, y salta esta pobreza de proyección, pues su propia Constitución se embellece al hablar de una Democracia Participativa en la que ya se excluyen conceptos de representatividad para gobernar, así que mal se puede decir, “yo gané yo gobierno!”

pronunciamiento caducado, pero que aclara más el panorama del Gobierno vigente en Ecuador, es más, el artículo 275 de la Constitución es expreso al señalar el papel fundamental de todos los ciudadanos en actuar de forma participativa e igualitaria en la planificación del régimen de desarrollo, pero recuerdo la historia y al MONARCA ABSOLUTISTA QUE TAMBIÉN CREABA LEYES Y LUEGO LAS VIOLABA. Y es que la democracia jamás puede ser vista como el ingenuo gobierno de las mayorías, en ella deben coexistir en una suerte de fenómeno político la necesidad imperiosa de una participación de minorías, esa sí es la verdadera democracia, en la que los grupos minoritarios puedan expresarse y cohabitar la esfera de la Administración Pública con fuerza o no en decidir, en la que no existan cobardes insultos y menosprecios al diferente, a distinto, al que se encuentra en otra orilla por su formación ideológica que le hace tan respetable y humano como al incondicional simpatizante de Alianza País o de su líder, mientras esa beligerancia no se marche ni termine será muy difícil el llamado a la unidad cuando quien que pretende ser dueño no conversa con quienes son parte de su País.

Y nada raro fue el final del “informe presidencial” que nunca tuvo apego a la Constitución y al mandato expreso de INFORMAR EL AVANCE DEL ÚLTIMO AÑO DE PRESIDENCIA. De acuerdo al Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española es: “hacer saber una circunstancia o tema específico”; pero que lejos estuvo desde el inicio y al final se distanció aun más al SOLICITAR que la Asamblea Nacional conceda una “AMNISTÍA” - en sentido jurídico OLVIDO de un delito de carácter político - al ex vicepresidente Alberto Dahik, lo que fue burlarse enteramente del país y la justicia nacional con intromisión plena en ella; pero los sentidos de totalitarismo a eso llevan a creer que la verdad es una sola y que se es dueño eterno de aquella.

Cuando analizo la situación del Ecuador entiendo que hablar con la verdad me permite inclinar únicamente mi cabeza ante Dios y lo seguiré haciendo. 

Please reload

revisa mi último artículo:

¡ La revolución y su 2014, parece su viernes 13 !

October 27, 2014

1/1
Please reload