A LUZ DE ELECCIONES

20 Apr 2009

Nos han vendido una serie de propuestas un tanto políticas, un tanto electoreras, un tanto demagogas, pero nada concisas y oportunas para lo que el Ecuador reclama; y me refiero a los más opcionados candidatos a ser inquilinos de Carondet.


¿Cómo se puede hablar de bajar los precios “otra vez”? El movimiento económico de los necesarios engranajes del mercado nos enseñan que la dinámica siempre va a tender a subir un porcentaje anual de los precios de distintos bienes y servicios, por lo que, mal se puede departir de un reajuste en el valor inmediato, no puedo descartar la buena intención que la lista 3 encarna en la propuesta presentada y que seguramente algo se podrá hacer, bueno, mucho se pude hacer frente al aventurado discurso del actual mandatario que es un factor predominante para el incremento de distintos bienes, sumado a la incertidumbre, el riesgo país, el gasto público y la crisis mundial.

Destacar el panorama actual internacional es nada conmovedor para la economía interna, que obviamente, debe mirar a lo que se encuentra más allá de las fronteras. Creer que el país puede alinearse sólo a nivel comercial, es un insulto a la inteligencia de los ecuatorianos, pensar que el país junto a Irán puede subsistir y crecer económicamente, es creer que nuestro camarón y banano se pueden vender en Tehran después de salir del Pacífico al Atlántico, cruzar todo el Mar Mediterráneo pasando por Europa y África para cruzar fronteras de Turquía y Arabia Saudita y así llegar a su destino Iraní; las cosas son claras, no se puede vivir en total experimento e incertidumbre comercial, política, ideológica, e incluso cultural.

Convencido estoy que se debe impulsar el comercio, se debe quitar trabas arancelarias y respetar la “reciprocidad” comercial que el Ecuador a firmado con países miembros de la OMC (Organización Mundial del Comercio) y con los aliados latinoamericanos que hoy con justa razón reclaman una apertura importadora por parte del Ecuador, ¿acaso no reclamaríamos lo mismo si Perú o Colombia ponen impuestos a nuestros productos? Y esto al Ecuador no le quita ni le da más soberanía o independencia de la que tanto se habla.

El Gobierno actual se ha escudado a plenitud en un discurso de “socialismo” y “revolución”, pero el socialismo y la revolución no se hacen clavando impuestos, saturando el bolsillo de su población; parece que nada han leído de Mijaíl Bakunin, Friedrich Engels, Olavo de Carvalho, Gregorio Peces-Barba, del mismo Lenin o Marx. El socialismo es la ideología básica de la vida comunitaria, en donde, jamás se puede concebir una sociedad con impuestos, con asfixia económica, con golpes al trabajador o “proletario”, me podría quedar analizando el tema pero me perdería de la verdadera intensión del discurso de mis ideas.

El candidato Gutiérrez con quien poco o nada comulgo en ideas, dentro de su plan de gobierno repite el no realizar los errores del ayer, pero, cuán difícil es rectificar y no volver a caer… sin embargo no se pude quitar por ello el mérito de reconocerlos y notarizar en especie de “show político” su promesa, habrá que observar si no llegan escándalos de nepotismo o disparos desde una entidad pública, habrá que no bajar la guardia a ver si se instala una nueva corte del PRE, MPD, PRIAN, PSP, entre otros. Así como también no podemos ser impávidos observadores de los vínculos con la guerrilla colombiana, el negociado de bonos del Estado, los insultos, la división de hermandad, el derroche publicitario, el autoritarismo, la represión al estudiante y civil que reclame, la vaguedad de conceptos relativos a la democracia, el abuso de poder en manifestaciones, los ministros corruptos, la concentración de poderes nada independientes de la República, la poca actuación por parte de Carondelet en el caso de la cuencana Guadalupe Larriva, las agresiones verbales a migrantes, el temor sembrado a la libertad de prensa, y esa autonomía de pensamiento sin poder tener libertad plena de expresión que se ha visto en el actual gobierno correísta. Existen más inquietudes y decepciones del actual régimen, la lista es larga, pero seguiré criticado y denunciando lo denunciable, como he aplaudido lo que se puede aplaudir.

Y es que antes de elecciones debemos hacernos un auto cuestionamiento fuera de la epidemia electorera en televisión que violenta nuestro fundamental derecho a la privacidad personal.

Ser sensato con el país, es ser responsable con las ideas y verdadero en el actuar. El presidente Correa expone sus argumentos, válidos, predicando la “igualdad” y “equidad”, por cierto, conceptos totalmente distintos, ha dilatado pupilas con un discurso de no más clases, no más desigualdad y menos abusos por parte de quienes tienen poder sobre otros, pero, en una irresponsable interpretación de la norma constitucional 114 compiten en entera desigualdad, abuso, injusticia, deslealtad, felonía frente a quienes son candidatos de elección popular sin optar a una reelección al mismo cargo, y tiene nombres y apellidos de quienes no pidieron siquiera licencia para hacer campaña a la reelección, y tiene privilegios e inmunidades quienes abusaron de la conciencia nacional cargados a las espaldas asesores, choferes, secretarios, sueldos, personal e influencias y hoy optan por ser candidatos y competir en una “supuesta igualdad”. Basta del engaño y la mentira, pues, obren señores, obren con la verdad y la razón de lo que dicen.

No puedo apoyar la mentira, el abuso y las falacias de mala fe, mis principios democráticos y la responsabilidad para con el país que me ha dado aire, preparación y fuerza me imposibilitan de ser parte de un pensamiento que de revolución no tiene nada, que de cambio no lleva más que nombre, que de transformación no tiene más que el hundimiento nacional y porque nunca creí y creeré que la falta de democracia se cure con dictaduras o violaciones jurídicas, y porque nunca creí en la revolución demagoga, y porque siempre creeré en lo que un filósofo marxista humanista dijo: “El hombre está condenado a ser libre” y esto, por siempre y sin perjuicio de su dignidad. 

Please reload

revisa mi último artículo:

¡ La revolución y su 2014, parece su viernes 13 !

October 27, 2014

1/1
Please reload