LA DEUDA EXTERNA, ¿UNA VERDAD IMPOPULAR O NECESARIA?

15 Nov 2008

Las últimas declaraciones de la Ministra de Finanzas y el Presidente Correa sobre el “posible no pago” de la deuda externa por existir indicios de una “deuda ilegítima” han colocado al país en un nivel de riesgo internacional Triple C, pasando de una posición Triple B en la que nos encontrábamos.

 

Las políticas gubernamentales empleadas en el país demuestran una serie de preocupantes aspectos. Por citar algunos, el primero, es la amenaza permanente a nivel interno y mundial con la que el gobierno ejerce poder: -“renuncio si no gana la consulta popular”, -“renuncio si no se aprueba la Constitución”, entre varias intimidaciones conocidas. A nivel mundial podemos citar diversas, pero la más alarmante no dejará de ser la praxis generalizada con la deuda pública, ¿cómo olvidar el vergonzoso papel de un ministro de economía que negociaba clandestinamente bonos de deuda? y hoy es coordinador de la política del gobierno de la revolución ciudadana y el “cambio”.

 

Nuevas declaraciones han atrasado el cumplimiento de nuestras obligaciones para con los distintos acreedores de las deudas del país. Ahora bien, un “supuesto” ilícito estaría existiendo en las deudas contraídas por Ecuador según las versiones del mandatario Correa. Me parece muy interesante un tema de control y fiscalización de las mismas, aunque inoportuno pero necesario. Inoportuno por la difícil situación económica mundial que vivimos, y con declaraciones de ésta naturaleza lo “magnífico” a obtener es el aislamiento total del sistema financiero que permite adquirir préstamos al país para cumplir con tantas ofertas de campaña, con las promesas de una Constitución y sanear de alguna forma la crisis que se avecina. Creo que el mundo amerita el fortalecimiento económico mediante la unión de los países y la seria responsabilidad de cumplir con lo pactado.

 

Jurídicamente, no hay un paso atrás cuando existe un convenio firmado. Pues, “pacta sunt servanda” (lo pactado obliga) que era ya, el principio jurídico empleado en el Imperio Romano creador del Derecho que tiene vigencia hasta hoy, además, es muy importante tomar en cuenta un aspecto vital en los negocios jurídicos celebrados, el básico principio de “paga y luego reclama” (solve et repetite), pues, debemos ser un país responsable con las deudas contraídas. Tendremos que reclamar lo que se deba reclamar, tendremos que ser enérgicos en los abusos que se pretendan instaurar contra el país, pero bajo ningún término podemos ser un país que represente riesgo y poca seriedad, y ello por el Ecuador, ello, por la imagen mundial para poder adquirir forzosos préstamos que se necesitarán a corto y mediano plazo, sin dejar de lado el indicador que supone para inversionistas nacionales y extranjeros que crean plazas de trabajo tan demandadas en el Ecuador. Me pregunto, ¿cuál es el ejemplo que el gobierno da a los jóvenes?

 

Una habilidad muy interesante es la del Gobierno para culpar a otros de la situación económica actual. Dichas apreciaciones son válidas, pero vivir enfrascados en la culpabilidad ajena de problemas actuales no hace otra cosa más que estancar nuestras soberanas decisiones, nuestras capacidades de solución, nuestro ímpetu audaz de terminar con los abusos y la inequidad. Creo que es momento de gobernar para el Ecuador, dejar de lado falsos discursos “pro moratoria” y pensar en un mañana con remedios propios, que no supongan inventos fracasados, ni mucho menos, nombres tildados de nuevos siglos.

Please reload

revisa mi último artículo:

¡ La revolución y su 2014, parece su viernes 13 !

October 27, 2014

1/1
Please reload