ESTADO NO SERÁ GARANTE DE LOS DEPÓSITOS DE ECUATORIANOS

2 Sep 2008

El momento crucial de la historia ecuatoriana cada vez está más cercano, mismo que corresponde a elegir sobre la NO aprobación o aprobación de la nueva Constitución. Elección para la cual los ciudadanos se encuentran con mayores dudas que certezas sobre el contenido mismo y las intenciones del nuevo proyecto constitucional.

 

Es necesario seguir analizando varios artículos que a mi parecer asientan peligro para la economía ecuatoriana, la dignidad, seguridad jurídica y progreso del país.

 

El artículo 308 del proyecto de Constitución en su inciso tercero dice: “La regulación y el control financiero privado no trasladarán responsabilidad de solvencia bancaria ni supondrán garantía alguna del Estado”.

 

La irresponsabilidad y poca conexión con los ecuatorianos de parte de quienes redactaron, inspiraron y escribieron el nuevo proyecto constitucional es sin más lugar, un acto enteramente repudiable y poco congruente con la Patria que tanto discurso envuelve de ser ya, “de todos”.

 

Los ecuatorianos debemos trabajar, producir en un país que nos de estabilidad, un país con garantías para invertir y generar empleo. El Estado ecuatoriano atropella contra toda responsabilidad innata, imprescriptible, vitalicia y absoluta que debe para con los ciudadanos, asumiendo su papel de garante del sistema financiero nacional.

 

Hoy doy como ejemplo la terrible crisis económica y feriado bancario que vivió el Ecuador en 1999, hecho que llevó envuelta la fundamental responsabilidad del Estado para con los depositantes ecuatorianos, devolviendo los ahorros a los mismos. Con la aprobación del nuevo proyecto de Constitución, no únicamente el Estado se deslinda de su deber, sino que deja las puertas abiertas a que nuevos banqueros con apellido distinto se burlen de los ciudadanos en un nuevo atropello. Pues, los depósitos de ecuatorianos sencillamente no estarán protegidos.

 

Creo que el nuevo código político que el gobierno quiere que sea aprobado lleva consigo la vergonzosa irresponsabilidad de quitar competencias obligatorias del Gobierno central perjudicando insensiblemente a los ecuatorianos.

 

La inestabilidad que el gobierno actual ha creado a nivel nacional y mundial tiene sus resultados: poca inversión, fuga de capitales, ecuatorianos retirando dinero de bancos, empresas saliendo a invertir en Perú, inflación activa y cero crecimientos económicos.

 

Espero que al amanecer futuro los bancos, cooperativas y el sector financiero privado en general no caiga, no se derrumbe, porque simplemente el Estado central no es más garante de los depósitos de ecuatorianos.

 

Mi contingente seguirá escribiendo mientras se me permita para llegar a más compatriotas, por el bien del país, por la dignidad de ecuatorianos, por nuestra inteligencia y el respeto al Ecuador.

Please reload

revisa mi último artículo:

¡ La revolución y su 2014, parece su viernes 13 !

October 27, 2014

1/1
Please reload