Nueva Constitución. Art. 1 EL ECUADOR NO ES UN ESTADO DE DERECHO

14 Aug 2008

Basta con revisar el primer artículo del proyecto de Constitución para darse cuenta del eminente peligro que lleva envuelto esta carta magna realizada a la medida del gobierno de turno.

Creo responsable, ético y primordial realizar un análisis a dicho artículo, que dice: “El Ecuador es un Estado constitucional de derechos, social, democrático, justicia, soberano, independiente, unitario, intercultural, plurinacional y laico. Se organiza en forma de república y se gobierna de manera descentralizada”

Es oportuno recordar que todas las dictaduras en el mundo han tenido su propia Constitución, hoy, por citar ejemplos podemos hablar de la dictadura de Pinochet, Hitler y el propio Fidel Castro, las más cercanas al mundo del estudio histórico, mismas que en sus gobiernos han aplicado regímenes apartados del respeto a los Derechos intangibles, imprescriptibles, inalienables, extrapatrimoniales e inviolables de los Seres Humanos, respaldados en su propia Constitución de represión y despotismo.

Al decir que: “El Ecuador es un Estado constitucional”, no supone necesariamente que sea un Estado involucrado a los tratados internacionales de respeto a los Derechos Humanos, a la ley, al ordenamiento jurídico, que supone el ESTADO DE DERECHO, toda dictadura hace su propia Constitución a fin de basarse en un derecho escrito, pero obviamente violentando toda norma expresa, todo convenio internacional y Derechos Humanos, sean libertades de expresión, de transito, asociación, de culto, entre otras.

El nuevo proyecto constitucional que será llevado a referéndum tiene claramente situaciones intolerables, al señalar que el Ecuador es un Estado constitucional de derechos, muy distinto a un Estado de Derecho.

 

“de derechos”, supone que se toman ciertos derechos para los ciudadanos a conveniencia de quien ejerza el poder político del momento, mientras que un Estado de Derecho supone que todos sus ciudadanos, GOBERNANTES y gobernados se someten a un ordenamiento jurídico vigente, respetando normas que tienen fuerza de validez jurídica. Todo lo que comprende el Estado queda sujeto a un sistema jurídico de respeto total a la ley, que da lugar al orden público y seguridad jurídica del aparataje estatal, que sin duda supondrá el respeto a tratados internacionales y Derechos Humanos, además de la vital separación de poderes sin la concentración en un solo gobernante. Reconocido en todas las Constituciones de los países que pertenecen a las Naciones Unidas, tratados de Derechos Humanos, etc.

 

Entonces, ¿por qué en el proyecto de Constitución se escribe que el Ecuador es un Estado Constitucional de derechos?

 

Pues, es muy distinto a un Estado de Derecho, que garantiza el respeto a las personas y al aparataje democrático sin totalitarismos ni represión.

 

Las intenciones del gobierno actual son claras y es oportuno analizar y no ser más impávidos observadores frente a los abusos y estrategias poco camufladas para el sentido común de todos los ecuatorianos.

 

Basta de mentir al Ecuador, basta de no decir la verdad.

Please reload

revisa mi último artículo:

¡ La revolución y su 2014, parece su viernes 13 !

October 27, 2014

1/1
Please reload