Campana sobre campana

       José Chalco Salgado

Editorial publicado en

Diario El Mercurio de Cuenca

22 diciembre 2018

¡Qué digo! Campaña sobre campaña. Una y otra. Nuevamente. Sí. Ahora toca el turno de una nueva campaña política para elegir a prefectos, alcaldes, concejales y vocales de juntas parroquiales en el Ecuador.

           

            Hace poquito no más parecía que se elegía al nuevo presidente de los ecuatorianos en donde Lenín se convirtió en el primer mandatario del país en el desarrollo de una elección que puso a prueba a todos. Nos vimos inmersos en una campaña reñida, de poca diferencia y excesiva confrontación. Fue una campaña en la que se decidía por una propuesta de continuismo frente a un cambio radical ofrecido por la oposición. A la final, pasó lo que a todos los ecuatorianos nos sorprendió. Moreno fue el triunfador y a la vez, la sorpresa de la revolución.

 

Luego, en seguida, otra campaña. Una más. La consulta popular que apuntó a descorreizar al país y designar un nuevo Consejo de Participación Transitorio que permitiera desmontar al aparato correista que durante diez años se diseñó y estableció en el Estado. La campaña invitó al análisis de siete preguntas que invertían, en alguna medida, un tiempo de concentración de poder y libre vigencia de un antidemocrático hiperpresidencialismo. Fue una campaña explicativa. Una campaña de propuestas argumentativas. A la final, una campaña más. El Ecuador no descansaba de ir a la urnas y afrontar una campaña sobre campaña.

 

Pero las campañas no terminaban. Y ahora llegó el turno de las seccionales. Hasta el día de ayer se inscribieron las candidaturas en las ciudades y provincias del país. Las alianzas se configuraron entre aprietos, negociaciones y movimientos de último momento. También se vio a un cansado grupo político de gobierno que de a poco se ha ido extinguiendo. Hay nuevos candidatos y muchos en búsqueda de la reelección. Entonces vendrá la campaña roja, azul, turquesa, amarilla, naranja y de los otros colores. La campaña desatenderá al tiempo de los ecuatorianos. La transición que vive el país se mostrará una vez más con el surgimiento de nuevas fuerzas políticas y uno que otro improvisado que cree ser la respuesta para la ciudad y provincia.

 

Será una campaña de aprietos. De incertidumbre. De definiciones inconclusas. Muchos candidatos se desinflarán. Y a otros, la campana les salvará.

 

 

 

josechalcosalgado@gmail.com